13/9/16

Se cierra el foro de otherkin hispano.



Después de 6 años con el foro de Otherkin Hispano hemos decidido cerrarlo el primero de Octubre (2016).

¿Porqué? Últimamente la actividad que hay es mínima. Sin embargo desde hace ya casi un año que ocurre que la gente entra buscando respuestas y no se las podemos dar, principalmente porque nosotros mismos estamos descubriendo cosas, pero nada tan importante o útil como para decir “si, acá hay algo”. Más que nada he estado sacando conclusiones, ideas, pensamientos. Pero al final nunca he podido sacar ni mostrar nada en concreto. Tampoco en esos 6 años ha llegado alguien con mejor idea del asunto.
Esto me hace sentir frustrado, al no poder hacer algo útil para los demás. Hemos intentado compartir experiencias, noticias de lo paranormal, etc. Para hacer algo de actividad en el sitio y por más que lo hemos intentado sencillamente no vemos la manera de poder levantar el asunto.

De todas maneras el sitio no va a desaparecer, va a quedar como una especie de “biblioteca” de experiencias e ideas para otros que sientan lo mismo, pero ya es tiempo de moverse hacia otros proyectos.
Quizá algún miembro del foro quiera tomar la antorcha y crear su propio sitio, nosotros les pondríamos un link hacía el nuevo sitio.

19/3/16

El Golpe de ariete energético.


Teoría personal: El golpe de ariete energético.

Hace un tiempo que vengo pensando en esta teoría basado en ciertas observaciones y conocimientos. Y lo he llamado “El golpe de ariete energético”

En hidráulica, el golpe de ariete ocurre cuando hay un flujo de agua muy grande (por ejemplo de varias decenas o incluso cientos de kilos de presión) pasando por unas tuberías. Si una válvula en la tubería cierra repentinamente el flujo del agua toda esa fuerza golpeará contra la válvula produciendo lo que se conoce como el Golpe de ariete la cual puede ser lo suficientemente potente como para destrozar la válvula. Incluso la fuerza puede transmitirse hacia atrás rompiendo parte de la tubería, o el motor que la impulsa.


 Efectos del Golpe de ariete:






De forma análoga, podría decirse que lo mismo le puede ocurrir energéticamente a un individuo el cual está habituado a una situación, o a algo malo. Y de repente intenta “cortar” con dicha situación y termina con consecuencias desastrosas.

Ejemplo 1: Tenemos un individuo el cual siempre le fue mal por decir siempre que “si” a todo. Está acostumbrado a ello. Pero un día se harta y decide decir que “no” a una petición. Ocurre algo a consecuencia de eso y el individuo se siente tan culpable que termina enfermando física y/o psiquicamente.
Ejemplo 2: Alguien, a quien toda la vida le han dicho que “la gente es mala, y no te puedes fiar de nadie, te van a engañar, se van a aprovechar de ti” decide fiarse de un extraño. Y ese extraño al final se aprovecha de la persona y lo perjudica gravemente. Uno termina diciendo “¡La única vez que me fío de alguien y me hace esto! ¡Al final tenían razón!”

Lo que ocurrió en ambos casos es que hay un flujo de energía negativa muy acusada (que se aprovechen de uno) alimentado por el propio “motor” que impulsa esa energía, que sería la mente (o el ego/programación/etc) pero intentamos detener años y años (¡Incluso vidas!) de negatividad en un momento cerrando la válvula repentinamente. Eso ciertamente va a tener consecuencias. Que tan grave sean dependerá de la fortaleza de la persona y el flujo de energía que haya. O, como el golpe de ariete, la presión del agua y la fortaleza de las tuberías.
Pero eso no es todo. A menos de que nos hayamos preparado a consciencia, incluso aunque hayamos cerrado la válvula el motor seguiría trabajando impulsando la energía hacía la válvula. Esto sería algo tan complicado como reprogramar el subconsciente porque, en el ejemplo del primer caso internamente la persona estaría diciendo “No debería haber dicho que no… ¡Debería de haber dicho que si, como siempre hago! ¡Soy un estúpido!” Y en el segundo caso la persona estaría pensando (incluso subconscientemente) “No debo de fiarme… Me va a engañar… Me va a perjudicar, no debo de hacer esto”.

Muy posiblemente aquellos quienes nos han dado un consejo negativo sobre la vida (“La gente es mala, obtén un trabajo como la gente y deja de jugar con esas ideas, eso que haces no sirve, etc”) cuando eran jóvenes sus padres les han dicho lo mismo y los han programado así. Pero luego llega la época de la adolescencia e intentan hacerlo de manera diferente, encontrándose con el golpe de ariete energético y concluyendo de que “las cosas son así” y que no pueden cambiar.

En realidad si pueden cambiar, pero se necesita de fortaleza y constancia. Las cosas muy difícilmente cambien de un momento al otro. Si durante años fuimos desconfiados y queremos cambiar probablemente nos engañen un par de veces hasta que finalmente dejemos de mandar esa “señal” negativa a la ley de atracción. Incluso puede que tarde años (según palabras de Harv Ecker en “Secretos de la mente millonaria” “La porquería viaja a la velocidad de la mierda”). Pero lo importante es no desanimarse ante el primer problema que haya en el camino de mejorar nuestro ser y cortar con las situaciones negativas.

Por otra parte, también teorizo de que el efecto del “Golpe de ariete” se puede utilizar de forma invertida para beneficio propio.
¿Cómo? Imagínense que uno tenga mucha confianza en si mismo. La energía que emanará será de positividad, de éxito. Una persona así, al querer concretar un proyecto o un deseo, tendrá muchas mayores chances de poder obtenerlo. Y en el caso de que se presente un problema, una válvula que intente cerrar ese flujo de energía positiva, el efecto del “Golpe de ariete invertido” tarde o temprano destrozará ese problema, abriendo el camino hacia el éxito.

La energía es la misma. Lo mejor que podemos hacer es intentar utilizarla para nuestro beneficio.

8/2/16

Vivir en un mundo de fantasía. ¿Es malo?



Vivir en un mundo de fantasía. ¿Es malo?
Alguna que otra vez hemos escuchado (o dicho) "No vivas en un mundo de fantasía", O... "¿En que país/mundo vivís?)

Generalmente eso ocurre cuando los otros aceptan una situación la cual es mala, como algo normal, mientras que uno tiene ideales más altos. Por ejemplo, lo del caso de "En que país vivis" me lo dijeron varias veces al reclamar de que algo sube de precio (En la Argentina) y al pedir explicaciones me respondían "Todo sube". Nadie sabe porqué, ni le interesa, pero lo hacen porque todos lo hacen. Y sin rechistar.

Cuando pensamos en un "mundo de fantasía" pensamos en un mundo donde haya magia, hadas, seres mitológicos. Pero independientemente de eso siempre es un mundo donde las cosas son lindas, agradables, maravillosas y la gente es feliz. Pero nos han implantado la idea de que dichas cosas son inalcanzables. ¿Pero hasta que punto?

Voy a graficarlo con un ejemplo diario. En clase hay un hombre de 36 años. Padre de dos hijos y negativo hasta la médula. Se conforma con tan solo "aprobar" (En España se aprueba con un 5) y alguna vez, cuando he dicho de que con un 5 no me conformo, me ha "reclamado" (por decirlo de alguna manera) el para qué quería tanto si con un 5 aprueba, que más que eso no sirve.
También es alguien que se queja de que muchas de las cosas que vemos en clase (como cálculos de magnetismo, de secciones de cables de alta tensión, etc) no la vamos a hacer nunca durante el trabajo. Que todo eso era inútil. Lo gracioso era que cuando estuvimos en el módulo de Formación y Orientación Laboral, al ver los derechos que tienen los trabajadores, dijo algo como "Si, muy lindo, pero en la vida real eso no sirve"
 
Comencé una discusión sobre el tema de que el módulo era muy útil porque nos enseñaba cuales son nuestros derechos, como podemos reclamar y todo eso. Que no debía hacer cosas indebias (como firmar lo que no debe). Creo que fue ahí cuando me dijo algo así de que vivía en una fantasía.
Yo "abogo" por que las cosas sean MINIMAMENTE como se supone que deben de ser. Hacer las cosas de la manera correcta. Si nos enseñan de que el trabajador tiene derechos y debe hacerlos valer. Entonces se supone que debemos de hacerlo. Cosa tremendamente lógica. Pero para esta persona ESO, que es algo normal. Es vivir en un mundo de fantasía. Al continuar la discusión ha mencionado algunos abusos de parte de sus empleadores y que "las cosas son así". En realidad son así porque él dejaba de que le ocurrieran. A lo que volvió con el "Ehh, pero si me echan ¿Que le doy de comer a mis hijos?" (Algún día debería de escribir algo sobre que el promedio de la gente, al ser padres, parece que dejan de ser personas).

Lo peor de todo es que esta persona al mismo tiempo dice y hace cosas contradictorias. Por ejemplo, quejarse de lo mal que le va la vida, al tiempo de que trata de escaquearse (evitar la responsabilidad) de las cosas, y hacer el mínimo esfuerzo posible. En un recreo dije, en tono de broma pero en realidad lo decía muy enserio de que "Quiero pensar de que el Español promedio es trabajador y responsable" (En realidad lo dije sabiendo de que no es tan así la cosa, pero con la actitud de "se supone que así son las cosas") La respuesta fue una risa y "si, claro, tú no sabes como son las cosas aquí."
Lo peor es que esta persona que es tan negativa no es una excepción. Es bastante el promedio.
Esto me hizo darme cuenta de que, quien dice cosas por el estilo en realidad intenta boicotear el deseo de progreso y felicidad de la otra persona. Ya sea por ser alguien negativo, o por mostrar su lado negativo hacía esa persona sobre ese tema.
 
Y puntualmente, no quiero vivir en la negatividad (frase un poco mal hecha, porque en realidad hay que enfocarse en lo que uno SI quiere en vez de lo que uno NO quiere)
Pero ojo... Que si bien lo mejor es perseguir nuestros sueños tampoco hay que hacerlo "a lo loco", tirarnos de cabeza sin tomar precauciones. Si bien tomar decisiones teniendo en mente el fracaso (Como por ejemplo, mucha gente que crea una empresa, al elegir la forma jurídica lo hace pensando en perder lo menos posible si se va a la quiebra. Como dice Harv Ecker "Hay gente que juega para ganar, y otra gente que juega para no perder") no es bueno, tampoco lo es olvidarse del mundo que nos rodea.
Me explico: Supongamos que hay alguien que quiere escribir un libro, y cree que se va a hacer rico con ello. Por lo tanto renuncia a su trabajo, a su familia y/o pareja para hacerlo. Sus amigos le dicen que eso es una locura absoluta, que va a fracasar. Y al publicarlo se lleva una tremenda decepción. Un fracaso absoluto, y encima con el peligro de quedarse en la calle por tirarse de cabeza. Esta es justamente la situación en la que los negativos se enfocan y probablemente se alegrarían porque esa persona "vivía en las nubes".

Para poder vivir "sanamente en las nubes" hay que efectivamente perseguir ese sueño, en este caso hacer ese libro. Y no hacerle caso a los agoreros y a los negativos, PERO al menos escucharlos, porque quizás alguno si tenga algo importante y útil que decir. Y luego siempre recordar que no hay que retroceder (O sea, no hay que hacer que en algún momento estemos peor por seguir nuestro sueño). Y lo más importante, investigar, aprender, planear. En el caso del libro, la persona debe de investigar el mercado, como se mueven las cosas, como se hacen, que se vende, como contactar correctamente a un editor, leer y leer. Todo esto sin dejar de lado su actual posición (¡O incluso mejorarla! Los caminos de la vida son muy diversos).
 
Probablemente nuestros conocidos sigan insistiendo en que vivimos en un cuento de hadas. Pero nosotros tendremos muchas más probabilidades de éxito. Incluso si fracasamos habremos aprendido cosas muy útiles que nos servirán para un nuevo proyecto (siempre y cuando no nos volvamos negativos). E incluso podríamos haber mejorado nuestra vida a pesar de todo.
Todo esto, mientras a los ojos de los demás vivíamos en un cuento de fantasía.

Hasta que punto es subjetivo el tema de “vivir en una fantasía” que para mucha gente, la idea de poder estar en un bar y tomarse tranquilamente un café mientras ve pasar el tráfico y la gente y relajarse con eso es algo imposible. Ya sea porque viven en un país donde la violencia hace que en cualquier momento te puedan pegar un tiro, o porque son tan pobres que el costo de un café les es prohibitivo. O sencillamente es gente que, a pesar de tener dinero, no pueden darse el lujo de estar un momento quietos porque tienen que trabajar y hacer todo tipo de cosas (Y esto si lo he escuchado). Y claro, para esa gente, el tomarse un café es una “pérdida de tiempo y dinero innecesario” y posiblemente hasta te critiquen por no tener preocupaciones.

Sinceramente, prefiero vivir en una fantasía en donde cada día sea más feliz... Que vivir amargado como aquellos que dicen esas cosas.
Si uno lo cree, el mundo puede ser un sitio maravilloso, si bien no a nivel mundial, si a nivel individual, aquello en lo que nos sintonizamos. Pero debemos de trabajar y aprender, a nivel individual, para que las cosas eventualmente sean así. (Y esto lo dice alguien quien ha pasado muchos años deprimido)